Inicio > Los proyectos > Desde la luna
10 May 2013
Compartir:

Autor/a:

La educación inclusiva: las diferencias como potencialidades.

La atención a la diversidad significa conocer y reconocer al otro, respetar nuestras diferencias físicas, intelectuales, sensoriales, sociales y culturales. Implica saber apreciar la riqueza de posibilidades y oportunidades que la diversidad nos ofrece.

Imagen del grupo de debate sobre educación inclusiva de Aulas Creativas

Según la UNESCO, educación inclusiva implica acoger a todos los niños y niñas, jóvenes y adultos, independientemente de sus condiciones físicas, intelectuales, sociales, emocionales, lingüísticas o aquellas derivadas de estas, como la religión, el sexo o la etnia, atendiendo las individualidades de cada uno. Pero la educación inclusiva es también un concepto multidireccional, ya que no sólo se enfoca en el educando sino que influye positivamente en todo su entorno: profesorado, familia, grupo de iguales, convirtiéndose así en un movimiento y una transformación comunitaria.

En la práctica, y sin perder de vista el gran camino recorrido en estos últimos años, son todavía demasiados los centros que se encuentran con dificultades a la hora de poder implementar las acciones necesarias. La falta de recursos y de personal en muchos centros se suma a los muchos retos actuales que la escuela afronta.

Por eso, cada vez se hace más necesario generar nuevas respuestas para fomentar la educación inclusiva, desde la innovación y la creatividad.

Compartir buenas prácticas e ideas posibles acciones de manera colectiva es una muy buena manera de propiciar estos cambios tan necesarios.

Miguel Gallardo, barquero de Aulas Creativas (puedes visitar su aula aquí), es padre de una hija con autismo e impulsor de la educación inclusiva. Os dejamos este vídeo de Aulas Creativas, en el cual se debate sobre cómo fomentar la educación inclusiva y la importancia de la misma:

¿Y vosotros, qué acciones tomáis cada día para fomentar la educación inclusiva en vuestros centros, escuelas o vida cotidiana?

 

Fotografías y vídeos realizados por el Equipo Audiovisual de Aulas Creativas

 

Tags:
Educación inclusiva
discapacidad


Compartir:

Comentarios

Bruna Bruna 10 May 2013 | responder
Comment: 

La Inclusión. Un concepto precioso de defender que hace muy loable a la persona que lo proclama. Pero cuando un profesor debe defender una programación diaria (entre otras miles de cosas) y atender a un alumnado cada vez más diverso, más que tarea docente, es una hazaña épica diaria. Os explico la bella estampa de mi aula. Tengo 26 alumnos de los cuales:
- 1 tiene un dictamen de TDHA con graves problemas de conducta. Disruptor total con conductas agresivas e incapaz de autorregularse ni un segundo.
- 1 alumno con sordera del 33%. Lleva aparatos pero no siempre con pilas porque no siempre recuerda cambiárselas, ni él ni su familia (yo tengo recambios en mi mesa)
- 1 alumno con una situación familiar sumamente complicada con grandes dificultades de aprendizaje por cuestiones emocionales.
- 4 alumnos con grandes dificultades de aprendizaje.
Antes, mi aula parecía una Rambla entre logopedas, acompañantes ("vetlladors") y mestros de EE. Entraban y salían del aula según cambiábamos de materia. 26 + técnicos: una fiesta! Ahora parece...no os digo lo que parece. Pero seguimos todos en el aula menos los técnicos. Antes era una inclusión incómoda, ahora es una dificultad de aprendizaje para TODOS.
Yo quería ser maestra y tutora, ahora quiero ser política para poner sentido común a este sinsentido.

Bruna Bruna 10 May 2013 | responder
Comment: 

Es decir: inclusión no a cualquier precio porque salimos TODOS perjudicado. He dicho.

aulasadm aulasadm 10 May 2013 | responder
Comment: 

 

Hola Bruna,

Muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia. Desde aquí te mandamos nuestro apoyo y admiración por la difícil labor que estás llevando a cabo, y en las complicadas condiciones que describes.

Estamos de acuerdo en que la educación inclusiva es una propuesta que debe estar respaldada por medios suficientes y recursos para que los educadores puedan hacer frente al reto que implica llevar a cabo una tarea docente y además gestionar la diversidad que la inclusión comporta. Esto, en el contexto actual, es cada vez más difícil, y creemos que hablar de cómo afrontamos este problema puede ser de ayuda para todos los maestros y profesores que, como tú, viven un momento de extrema presión.

Es un debate que debe hacerse público, y todas las partes deben poder compartir su experiencia, para llegar a una educación inclusiva que sea práctica y esté en contacto con la realidad.

¿Como abordas la enseñanza de un grupo tan diverso? Nos gustaría que nos cuentes, en la medida que sea posible, las estrategias y métodos con las que gestionas la situación de tu aula.

Gracias de nuevo por tu participación.

Un saludo,

Equipo Aulas Creativas.

5Sentits 5Sentits 10 May 2013 | responder
Comment: 

"Reconocer al otro". Buenísima expresión...
El verbo re-cognoscere en latín expresa el conocimiento en profundidad de algo o de alguien. Creo que es honesto admitir que muchos de nosotros estamos lejos de reconocer al otro. Respeto, ganas de descubrir y zero miedo a aquello que podamos hallar son sólo algunas de las actitudes que deberíamos adoptar si quisiéramos abrazar la INCLUSIVIDAD.

Tara Hadita Tara Hadita 10 May 2013 | responder
Comment: 

Hola bruna, te entiendo.

Yo estoy en un proyecto de refuerzo educativo con apenas 7-8 niños en riesgo de exclusión de entre 10 y 12 años. Es difícil y no me puedo imaginar con 26.

Creo que la educación está planteada de una forma que dificulta la inclusión y el aprendizaje en general y lo único que podemos hacer es hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Mi mejor estrategia es estar yo bien para poder ofrecer lo mejor a los niños y estar tranquila para poder estar lo mas creativa posible. Lo mismo es un mal consejo, pero yo las programaciones las hago para cumplir con mi trabajo y en el aula hago lo que considero mas oportuno atendiendo a lo que buenamente puedo y sé hacer, claro que yo lo tengo más fácil.

Intento vigilar mi manera de comunicarme porqué sé que a veces sin darme cuenta puedo usar un lenguaje excluyente e intento hacer cosas que todos podamos hacer evitando la competitividad (lo que es ya es complicado) y aliandome con los alumnos para que me ayuden con otros compañeros favoreciendo la cooperación entre ellos, teniendo en cuenta sus habilidades. Creo que cada alumno tiene unos talentos propios y trato de que ellos los vean y desde ahí motivarles a que hagan las cosas.

Algunos alumnos mas conflictivos han dejado el programa y las clases son mas dinámicas y se pueden hacer mas cosas "programadas", me da pena porque son alumnos que podrían necesitarlo, pero intento adaptarme a las circunstancias de la clase.

Un saludo y ánimo!

raulromero8 raulromero8 12 May 2013 | responder
Comment: 

La educación inclusiva sólo se hace efectiva con la educación inclusiva. Es decir, inclusión con todas las consecuencias. Ante los actuales recortes y otros impedimentos (actitudes resistentes de compañeros, de padres, de la propia sociedad competitiva y exclusiva, metodologías tradicionales y analíticas...) el camino no será fácil. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante la segregación, la injusticia y la discriminación que, precisamente sufren las personas con más riesgo de exclusión social (personas con diferentes capacidades, personas con alguna limitación severa, ...). Así pues yo soy de la opinión que inclusión sí, pese a todo y pese a todos. En Italia y Canadá existe la inclusión al 100%. En España es cuestión de tiempo.