Inicio > Los proyectos > Objetos que hablan
31 Dec 2012
Compartir:

Autor/a:

El cadáver exquisito

Que nadie se asuste con el título. Esta semana, Hanoch Piven desde el aula 'Objetos que hablan' nos propone una divertida actividad de creación colectiva. ¿Quién se anima?

Imagen de la actividad "El cadáver exquisito"

 

El cadáver exquisito fue originalmente un juego artístico creado por un grupo de artistas surrealistas en el año 1925 y consiste en llevar a cabo una creación conjunta, por un grupo de personas, sin que cada uno supiera lo que la otra estaba creando. La idea es que el juego, el azar y las diferentes sensibilidades llevan la creación a un nuevo e inesperado lugar.
 
Se trata de un juego estético que a los ilustradores siempre nos ha gustado mucho. Podéis ver en este enlace un ejemplo creado por los editores Schwartz and Wade, con la participación de todos los ilustradores de la editorial.
 
Pero además se trata de un juego que da lugar a una actividad muy fácil de emular. Una versión muy simple para un grupo consiste en crear dividir pedazos de papel, de tamaño DinA4, por ejemplo, en tres partes. En el tercio superior aparecerá la cabeza de una persona o animal, por la mitad el torso y en la parte inferior las piernas. Los papeles se doblan cosa que solo el tercio superior quede visible. Cada participante dibuja una cabeza que ocupara el tercio superior y llegara hasta el primer pliegue del papel pasando un milímetro hacia el segundo tercio (así el siguiente artista sabrá por donde seguir y la imagen tendrá cierta continuidad). Al terminar se vuelve a doblar la hoja cosa de modo que solo el tercio medio quede al descubierto. Cada participante le entrega a continuación su hoja a la persona que está a su derecha. Al recibir su hoja, los participantes dibujarán un cuerpo hasta el comienzo de las piernas. (Nuevamente pasando un milímetro hacia el tercio posterior). Entonces se oculta el tercio medio y se vuelve a pasar el papel a la persona que está a la derecha. Ahora solo faltaría dibujar las piernas. 
 
Una vez dibujadas, al abrir los papeles se verán creaciones divertidas y sorprendentes.
 
Esta actividad puede llevarse a cabo también con palabras, creando frases, y fomentando el trabajo narrativo en grupo y la fantasía. Finalmente, una opción muy divertida también consiste en mezclar imágenes con palabras. En cada tercio de la hoja se escribe una palabra siguiendo un orden preestablecido (por ejemplo: nombre, adjetivo, verbo), y se combina con las instrucciones de la actividad de dibujo.
 
 ¡A divertirse toca! 
 
Todas las imágenes son de la web de Random House

 

Tags:
Talleres
creatividad colectiva


Compartir:

Comentarios

Inicie sesióno regístrese para comentar
Sé el primero en comentar esto