Inicio > IMOVE, un proyecto educativo para aprender matemáticas en movimiento
03 May 2017
Compartir:

Autor/a:

IMOVE, un proyecto educativo para aprender matemáticas en movimiento

Muchas veces la estructura de la jornada escolar impone a los alumnos un estilo de vida más sedentario. Si a eso sumamos que en general pasan pocas horas al aire libre, obtenemos una rutina en la que el movimiento físico no está casi presente en el día a día. ¿Las consecuencias? Obesidad infantil, sedentarismo, enfermedades cardiovasculares, entre muchos otros. Llegó el momento de enfrentar el problema con proyectos educativos que nos ayuden a integrar la actividad física en la escuela.

Según la OMS, la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. La cifra a nivel mundial apunta a que actualmente 42 millones de niños alrededor del mundo padecen obesidad. Si se mantienen las tendencias actuales, el número aumentará a 70 millones para el año 2025. Por lo tanto, hablamos de un problema que requiere atención inmediata si queremos evitar las consecuencias negativas a futuro.
 
Actualmente sabemos que todas las formas de movimiento incrementan el nivel de energía, tanto practicar deporte o ir al gimnasio, como caminar a la escuela, subir escaleras, entre otras actividades cotidianas. Sin embargo, cada vez integramos menos actividad física en nuestras acciones diarias. Varios estudios indican, por ejemplo, que los niños y niñas deberían dar entre 12.000 y 16.000 pasos diarios, pero la estructura de las clases impide que ello pueda ocurrir frecuentemente.
 
El proyecto IMOVE nace precisamente de la necesidad de promover la actividad física en la jornada escolar de los niños y jóvenes. El programa educativo tiene como objetivo que los alumnos entiendan que el movimiento es parte de la vida cotidiana mediante el uso de podómetros en la escuela. Además de obtener datos estadísticos que los ayudan a ser conscientes de la actividad que realizan cada día, comprenden cómo afecta un mayor o menor movimiento diario a su salud física.
 
El proyecto IMOVE ha sido desarrollado por el centro Steno de Diabetes de Dinamarca, país en el que fue creado, y cuenta con la colaboración del departamento por la Infancia y Juventud de la ciudad de Copenhaguen y de la Agencia para la Salud de la Generalitat de Cataluña. Actualmente, está siendo implementado con éxito en escuelas de Dinamarca y de España. Las clases de 4º primaria de los colegios Salvador Espriu y Ferrer i Guardia de Granollers han sido pioneras en la puesta en marcha del proyecto.
 
Además de la educación para la salud o educación física, IMOVE invita a que los alumnos aprendan matemática usando los recuentos de pasos que dan cada día—registrados en una hoja de Excel—como material estadístico en las clases de matemática. Tras una semana de contar diariamente los pasos dados de lunes a viernes, los alumnos hacen ejercicios de estadística durante la semana siguiente. Trabajan con sus propios datos para aprender cómo adoptar hábitos más saludables mediante un proceso de reflexión acompañado por los profesores.
 
El diálogo es el elemento clave en todo el proceso. Los alumnos conversan con los profesores de cómo integrar los hábitos saludables en la vida cotidiana, de cómo influye el movimiento diario en la salud y de la implicancia de la jornada escolar en la actividad física. Así, los conocimientos estadísticos tienen un sentido concreto para ellos: aprenden cómo usar la información obtenida para mejorar su calidad de vida tanto dentro como fuera de la escuela.
 
Diferentes estudios avalan los proyectos que involucran a los alumnos. Una investigación recientemente publicada en Frontiers in Human Neuroscience señala que retienen más conceptos matemáticos cuando involucran su cuerpo a la hora de aprender algo nuevo. Jacob Wienecke, autor del estudio, confirma que “nos preguntamos si el movimiento puede ser útil cuando se integra a la asignatura misma. Y sí, puede. Hay una mejor comprensión cuando el niño se involucra a sí mismo”.
 
¿Qué te ha parecido el proyecto IMOVE? ¿Qué otras ideas se te ocurren para combatir la obesidad infantil en la escuela? Comparte tus ideas, opiniones y proyectos en nuestras redes sociales.



Compartir:

Comentarios

Inicie sesióno regístrese para comentar
Sé el primero en comentar esto

¡Únete!

Inspírate y mejora la experiencia de tus alumnos en el aula participando en nuestros proyectos educativos, intercambiando ideas con otros profesores y recibiendo nuestra newsletter.

Recurso destacado

La participación de los niños en el desarrollo sostenible La participación de los niños en el desarrollo sostenible Este libro de Roger Hart, que se ha convertido en referencia imprescindible para...