Inicio > ¡Aprendamos juntos! La experiencia del aprendizaje cooperativo en las aulas
23 Aug 2017
Compartir:

Autor/a:

¡Aprendamos juntos! La experiencia del aprendizaje cooperativo en las aulas

  “La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegamos todos” (Virginia Burden)

La cooperación está presente en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Por ejemplo, si le preguntamos acerca de su importancia a los operarios de una cadena de montaje de una fábrica, o a los deportistas que vemos jugando futbol o basquetbol por la televisión el fin de semana, estamos seguros que nos responderían que la cooperación es clave para conseguir el éxito.

Si contamos con esta experiencia en nuestro entorno, ¿por qué no llevar la cooperación a nuestro trabajo en el aula? El aprendizaje cooperativo es una alternativa de enseñanza a los modelos tradicionales individualistas y competitivos. Está avalado por numerosas investigaciones que comunican sus efectos positivos, entre ellos la mejora del rendimiento académico, de la autoestima, de las habilidades sociales, de la motivación y del gusto por aprender de los alumnos.

Para Nacho Vega, profesor de Madrid, el aprendizaje cooperativo “prepara mejor a los alumnos a la hora de interactuar con otros, ganan en autoestima y sobre todo atiende a la diversidad de una manera excelente, dado que está basado en la consecución de un objetivo común donde la base es la igualdad de oportunidades y los resultados benefician tanto al individuo como al grupo”.

Es importante no confundir el aprendizaje cooperativo con un trabajo en grupo en el que cada uno de sus miembros se encarga de una parte de la tarea. La verdadera cooperación se produce en la implicación y compromiso de todos con un mismo fin. Álvaro González Martínez de Lecea, profesor de Pamplona nos lo explica así: “no basta con juntar pupitres y crear grupos de 4 en el aula para realizar las mismas tareas o actividades que hasta ahora hacían solos. Necesita de un cambio de programación, del papel del profesor, de actividades ricas y diferentes”.

Este cambio en el profesor implica una nueva forma de organizar su trabajo y el de sus alumnos, lo cual no siempre es fácil. Es necesario e imprescindible el compromiso, la implicación y la cooperación de toda la comunidad educativa para que este cambio finalice con éxito. Los esfuerzos, sin duda, valdrán la pena.

Te invitamos a dejar tus comentarios por medio de nuestras redes sociales Facebook y Twitter.



Compartir:

Comentarios

Inicie sesióno regístrese para comentar
Sé el primero en comentar esto

¡Únete!

Inspírate y mejora la experiencia de tus alumnos en el aula participando en nuestros proyectos educativos, intercambiando ideas con otros profesores y recibiendo nuestra newsletter.

Recurso destacado

La participación de los niños en el desarrollo sostenible La participación de los niños en el desarrollo sostenible Este libro de Roger Hart, que se ha convertido en referencia imprescindible para...